EB5 Descripción del programa

En 1990, conforme al artículo 203(b) (5) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA), 8 U.S.C. § 1153(ban) (5), el Congreso creó la categoría de visa quinta preferencial basada en el empleo (EB-5) para inversionistas extranjeros cualificados que deseen invertir en un negocio que beneficie a la economía de los Estados Unidos mediante la creación o conservación de, por lo menos, 10 empleos de tiempo completo.

La cantidad inicial de inversión necesaria para extranjeros es de $1 millón de dólares, aunque ese número se redujo a $500,000 si la inversión se realiza en un área designada como rural o con una elevada tasa de desempleo (TEA). Cada año, aproximadamente 10,000 green cards están disponibles a través del programa EB-5.

handshake

eb5

* The information contained herein should not be construed as research or investment advice. No warranty is given as to the completeness or accuracy of the information contained herein, and the above estimates, whilst given in good faith, are subject to change without notice. Official information regarding immigration processing times can be found on the USCIS website.

Centros Regionales

En 1992, el Congreso de EE. UU. creó el Programa Piloto de Centros Regionales a fin de promover la inmigración y la inversión a través de EB-5 y fomentar las inversiones extranjeras en los Estados Unidos. El programa reserva una cantidad anual de visas EB-5 para los extranjeros que las soliciten a través de un Centro Regional aprobado por USCIS (Departamento de Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos).

Un Centro Regional es una empresa privada, corporación o agencia gubernamental regional con un programa de inversiones específicas dentro de una región geográfica definida. El programa del Centro Regional es similar de muchas maneras a programas de inversión exitosos basados en el empleo en el Reino Unido, Canadá, Australia y otras naciones extranjeras.

Houston EB5 is a USCIS designated regional center that focuses primarily on investment opportunities for qualified projects located within targeted employment areas.
Using a USCIS approved job creation methodology, Houston EB5  develops and maintains detailed economic reports to measure and verify direct and indirect job creation for qualified projects.

Un inversionista que solicite una visa de inmigrante EB-5 a través de un centro regional designado, debe realizar una inversión calificada de un millón de dólares y demostrar que al menos 10 empleos de trabajo fueron creados directa o indirectamente a través de la inversión. Sin embargo, determinadas zonas rurales con tasa alta de desempleo (llamadas TEA por sus siglas en inglés) califican para una inversión reducida de capital de $500,000. Una Área de Empleo Designada está definida como una zona que tiene 1.5 veces la tasa nacional de desempleo o una población menor a 20,000 habitantes.

Antes de participar en un programa de inversión EB-5 en un centro regional, cada inversionista debe solicitar independientemente ante USCIS una visa EB-5. Los inversionistas calificados que invierten a través de un centro regional reciben una Green Card condicional válida por dos años. Al recibir el estatus de residente permanente condicional, el inversionista y su familia inmediata tienen derecho a los mismos beneficios que otros residentes legales permanentes.

Una vez que las condicionales son eliminadas al final de un período de 24 meses, el inversionista y su familia inmediata obtienen una Residencia Permanente o Green Card y posteriormente pueden aplicar para convertirse en ciudadanos estadounidenses.

La visa EB-5 es una de las vías más flexibles para obtener una Green Card. El inmigrante inversionista no necesita administrar el negocio diariamente, puede invertir en un negocio existente o un nuevo negocio y no está obligado a vivir en la región donde se efectúa la inversión.

Además, los fondos pueden provenir de cualquier fuente legal extranjera o de los EE. UU.; incluyendo regalos, préstamos y acuerdos de divorcio. Los fondos de inversión prestados califican siempre y cuando los activos de la empresa estadounidense no garanticen el préstamo.